Reseña: “On My One” de Jake Bugg.

Cover_On-My-One_300CMYK-1024x1024

“On My One” de Jake Bugg: un disco por su propia cuenta.

Grabado en Londres, Los Ángeles y Nottingham, el chico originario de esta última localidad nos presenta su tercer material discográfico de estudio donde se sale de su zona de confort y se anima a experimentar con destellos pop y letras por momentos oscuras que nos da como resultado un trabajo con muchos altibajos y que para Jake Bugg deja un mal sabor de boca después de su excepcional debut y una muy buena secuela titulado ‘Shangri La’, el lugar emblema de The Kinks y que contaba con canciones de alta calidad como “Kingpin” y “A Song About Love”. Bugg compuso las 11 canciones de ‘On My One’ (esta vez no se asoció con nadie para las letras), tocó casi todos los instrumentos y produjo el disco casi en su totalidad. Jacknife Lee (R.E.M., Weezer, Neil Diamond) se encargó de la producción de tres piezas.

“On My One” se encarga de abrir el álbum con su ritmo folk y Bugg cantando ‘I’m just a poor boy from Nottingham, I had my dreams/But in this world they’re gone, they’re gone/Oh, I’m so lonesome on my one’, sin duda recordando su pasado y lo que la fama ha ocasionado por momentos; la mejor canción del LP. Continúa la movida “Gimme The Love” donde Bugg cambia a un estilo con influencias del brit-pop clásico, de ese que surgió en Manchester con destellos de The Stone Roses y Happy Mondays. Un accesible y penetrante sencillo para el disco. “Love, Hope And Misery” es una composición que comienza con un ritmo semilento en el que Bugg ejecuta su mejor voz a través de adornos orquestales y termina con un efectivo coro pop. “Put On The Fire” es una pieza que hace recordar el debut del músico británico. Una canción country de dos minutos de duración. Oro puro. “Ain’t No Rhyme” es una extraña composición para Bugg quien intenta rapear durante los tres minutos y medio de duración de la pieza con resultados no tan buenos. “Hold On You” es el closing track del disco con un ritmo impecable en el que se escucha un Bugg determinante. Tiene un solo de guitarra.

Así es como se conforma este disco, un trabajo en el que Jake Bugg divaga entre géneros en los que nunca termina por acoplarse a alguno. Se puede escuchar en la mayoría de los temas que no estaba cómodo entre tantos instrumentos y arreglos. Lo mejor para la carrera de Bugg es regresar a esas canciones con guitarra acústica que le dieron un lugar entre Bob Dylan y Alex Turner.

Destacadas: ‘On My One”, “Put On The Fire”.

Calificación: 6/10.

Tracklist:

  1. On My One
  2. Gimme The Love
  3. Love, Hope And Misery
  4. The Love We’re Hoping For
  5. Put On The Fire
  6. Never Wanna Dance
  7. Bitter Salt
  8. Ain’t No Rhyme
  9. Livin’ Up Country
  10. All That
  11. Hold On You

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s