Reseña: “Blackstar” de David Bowie.

Blackstar

 

“Blackstar”: el epitafio de David Bowie.

David Bowie siempre será la máxima referencia en cuanto a imagen, creatividad y reinvención en el rock, quizá aún por encima de The Beatles. Su música siempre se transformó con el paso del tiempo desde el rocoso debut de 1967, la odisea conceptual de ‘Ziggy Stardust’, el majestuoso ‘Aladdin Sane’, el coverío de ‘Pin Ups’ y el glam de ‘Scary Monsters’, hasta el disco de ‘Let’s Dance’ y la melancolía de ‘The Next Day’. Las referencias musicales siempre caerán a cualquiera de su basta discografía. Es por eso que el maestro Bowie cerró su carrera con su vigésimo sexto álbum de estudio titulado ‘Blackstar’ para por fin emprender el viaje de regreso a su planeta.

El disco se compone de únicamente de siete canciones y es “Blackstar” precisamente la que se encarga de abrir el trabajo con sus 10 minutos de duración que muestran al británico en un momento de alucinación donde se proclama como la estrella negra. “Tis A Pitty She Was A Whore” continúa con un saxofón que guía de principio a fin a la pieza cortesía de Donny McCaslin. ‘Black struck the kiss, she kept my cock/Smote the mistress, drifting on/‘Tis a pity she was a whore’ canta Bowie en esta la segunda canción del disco. Continúa “Lazarus” con su grandioso ritmo y sus excelsos arreglos. Esta composición está basada en la novela clásica “El hombre que cayó a la Tierra” de Walter Tevis donde Bowie desempeñó el papel principal en la película de 1976 donde interpretaba a un alienígena humanoide. En esta pieza vemos al nihilista que vive dentro del músico, esa personalidad de Bowie que gusta de retar al mundo. ‘Look up here, I’m in heaven/I’ve got scars that can’t be seen/I’ve got drama, can’t be stolen/Everybody knows me now’ exclama el músico en esta que sin duda es la mejor canción del álbum. “Sue (Or In A Season Of Crime” cuenta con rasgueos zizagueantes que desbordan en adornos electrónicos con atmósferas a lo ‘Diamond Dogs’. Le sigue “Girl Loves Me” con referencias a la época de ‘Low’ de mediados de los 70’s con un  Bowie demostrando sus múltiples mantos vocales con un bajo poderosos y un aire futurista. “Dollar Days” se compone de un piano y una estructura jazz pero con los suficientes elementos para esclarecer el panorama a la mitad de la canción. “I Can’t Give Everything Away” es una desgarradora love song que Bowie ejecuta magistralmente para cerrar con broche de oro el LP.

Es así como David Bowie cierra su carrera con un disco que necesita escucharse un par de veces para capturar su magia. “Blackstar” es la despedida de un músico vanguardista que entregó toda su creatividad en cada uno de los roles que desempeñó durante su prolífica carrera. No queda más que disfrutar cada una de sus obras y recordarlo como la leyenda que fue. Este es el disco con el que uno de los mejores músicos de todos los tiempos nos dice adiós.

Destacadas: “Lazarus”, “Blackstar”.

Calificación: 9/10.

Tracklist:

  1. Blackstar
  2. Tis a Pity She Was a Whore
  3. Lazarus
  4. Sue (Or in a Season of Crime)
  5. Girl Loves Me
  6. Dollar Days
  7. I Can’t Give Everything Away
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s