Reseña: Muse en México.

Matt Bellamy

La tarde se nubló, el día había llegado, 18 de octubre del 2013, tres años después de aquella memorable visita del trío británico a nuestro país promocionando The Resistance con el espectáculo europeo que constaba de tres torres para cada uno de sus integrantes. La banda conformada por Matt Bellamy, Chris Wolstenholme y Dom Howard regresaba con su más reciente show de arenas de “The 2nd Law”, su último material discográfico, la cita, el Palacio de los Deportes. Eran las 20 horas cuando le tocó turno a los abridores The Ruse, de Los Angeles que deleitaban a un Palacio casi lleno con su indie rock estilo The Killers y la voz de su vocalista parecida a la de Bono, en sus debidas proporciones, quienes interpretaron un popurrí conformado por “Another Brick In The Wall” y “Get Lucky” de Daft Punk en su repertorio. El cuarteto estadounidense no dejó de agradecer al público mexicano que aplaudió todas sus canciones. Después de media hora dejaron todo listo para los estelares. Llegó la ansiada hora, fueron puntuales como buenos británicos y Morgan Nicholls salió al escenario para comenzar con “Isolated System” mientras la pirámide caía. Con ella abajo, se escucharon los primeros rasgueos distorsionados, la banda hacía su aparición para ejecutar los potentes riffs de “Supremacy” mientras el público los ovacionaba y cantaba la canción entera. ‘Buenas noches México’ fueron las primeras palabras de Matt Bellamy para las 20 mil personas que abarrotaron el recinto. Tocó turno de “Map of the Problematique” de su cuarto álbum discográfico. “Panic Station” vino después con su espectacular ritmo. Matt cambió de guitarra para interpretar “Supermassive Black Hole”. Llegó “Resistance” a continuación para poner el ambiente a lo 1984 de George Orwell y su ‘Policía del Pensamiento’. La harmónica apareció después para abrir paso a los galopantes “Knights of Cydonia” mientras los fanáticos en pista se pusieron a brincar de un lado a otro. Matt al piano, la elegida fue “Feeling Good” del ‘Origin of Symmetry’, una de las más coreadas por el público. Aparecieron los increíbles lasers en todo el recinto y el dramatismo de Bellamy en la voz con “Follow Me”; “Undisclosed Desires” continuó con la electrónica que ponía la piel de gallina a cada uno de los presentes mientras Matt se acercaba a la primera fila para dar la mano a los afortunados que se encontraban ahí. Continuó “Guiding Light” con Matt en la pista central; después le tocó turno en el micrófono a Chris para interpretar “Liquid State”, una de las más rockeras de la noche. Siguió “Madness” con todo el público cantando fuerte. Después se escuchó el riff de ‘House of the Rising Sun’ de The Animals con algunos cantando el primer verso para abrir paso a “Time Is Running Out”, una de las favoritas de la banda. A estas alturas el concierto estaba en su clímax y el trío británico nos sorprendió a todos cuando interpretaron la fenomenal “Bliss” de su segundo material discográfico, una de las preferidas de los fans de hueso colorado. “Stockholme Syndrome” siguió con sus riffs metaleros mientras salía humo del escenario al ritmo de los rasgueos. El outro de ‘Freedom’ de Rage Against The Machine’ sirvió para cerrar de nueva cuenta la pirámide. Siguió “Unsustainable” con su fenomenal ‘anti-dubstep’ que casi derribó el Palacio de los Deportes con su poderío en vivo; continuó “Uprising” con Matt en un pasillo de los costados para terminar con el ‘encore’. Salió la banda después de unos minutos para volver a sorprender a los presentes con “Blackout” del disco ‘Absolution’, una de sus mejores canciones en vivo, interpretada por su frontman en el piso mientras el público colaboraba con sus celulares; Matt agradeció a todos portando una bandera de nuestro país que le entregó un fan cerca del escenario, mientras el recinto se rendía ante ellos con un ‘Olé, olé, olé… Muse, Muse…”. Ya casi en el término del concierto el público enloqueció con “Starlight” la cual fue aplaudida y cantada de principio a fin. “Survival” se encargó de cerrar el maravilloso concierto con la pirámide entregando grandes visuales y un Dom Howard destacado en la batería.

Así es como el trío británico regresó a la Ciudad de México una vez más para demostrar que tiene la energía de The Rolling Stones, la maestría de U2 y la espectacularidad de Pink Floyd para sus shows en vivo. No cabe duda que Muse ya es una realidad, y que Matt Bellamy tiene el talento suficiente para llevar a la banda mucho más lejos, tal vez con un par de álbumes conceptuales. Muse: una de las mejores bandas en vivo de todos los tiempos.

Lo mejor: la emotiva “Blackout”, la espectacular “Unsustainable”, la pirámide en “Feeling Good”.

 

Escenario 5

For Our Rights

Banda Escenario 1

Matt Pista 2

Follow Me

Setlist 18 de octubre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s